Cámaras de Segunda Mano | Tienda de segunda mano RealCash
Categorías

Cámaras de Segunda Mano

Cámaras de segunda mano – Algunos aspectos a tener en cuenta al comprar una cámara o algún accesorio fotográfico de segunda mano.

Cámaras de segunda mano

Adquirir una cámara de segunda mano puede suponer un gran ahorro. También puede liberar más presupuesto para otras piezas del equipo fotográfico, como un trípode o un flash.

Los fotógrafos aficionados y profesionales no necesitan necesariamente los modelos más nuevos, sobre todo cuando hay tantas cámaras de segunda mano. Es fácil encontrar el equipo necesario en las tiendas de Real Cash.

Si estás pensando en comprar tu primera cámara o en actualizar la que ya tienes, considera una cámara de segunda mano.

Siempre que te informes sobre las políticas de devolución o te asegures de que la cámara está en buenas condiciones antes de desprenderte de tu dinero, no hay razón para que no encuentres un modelo fiable por un precio más bajo y que siga funcionando.

Consejos para comprar una cámara usada

Estos son nuestros principales consejos para comprar una cámara DSLR de segunda mano:

1 – Lee los comentarios

Para decidirte por el modelo que vas a elegir, o para comparar las ofertas disponibles entre sí, echa un vistazo a las reseñas de Digital Photography Review, por ejemplo, y comprueba los ganadores de concursos independientes, como los Readers’ Choice Awards.

Decide qué características son importantes para ti, busca la DSLR que mejor se adapte a ti y luego utiliza los puntos de venta de segunda mano para localizarla.

2 – Juega con tu nicho

¿Para qué vas a utilizar tu cámara? Si eres un fotógrafo polifacético, te conviene adquirir una cámara versátil y una selección variada de objetivos para distintos tipos de fotografía.

Si eres un fotógrafo de deportes o pasas mucho tiempo “en el campo”, necesitarás una cámara con buena conectividad para enviar tus fotos desde la cámara al ordenador. Los fotógrafos de estudio, pueden sacrificar la conectividad ya que su ordenador estará justo detrás de usted.

3 – Compra sólo en fuentes de confianza como Real Cash

Es posible que puedas encontrar una cámara de segunda mano en sitios de venta social, pero el riesgo es que no puedas averiguar demasiada información sobre el vendedor.

Sin embargo, si utilizas Real Cash, te beneficiarás de la profesionalidad de un equipo experto en el producto y de garantía de dos años en todos los productos disponibles, también ofrecen la opción de devolver la cámara.

4 – Estudia su aspecto

Siempre que sea posible, vaya a ver la cámara en persona antes de soltar el dinero. Si no puede ver la cámara en persona, asegúrese de poder devolverla si no es como esperaba.

Los aspectos en los que debes fijarte en cuanto a la estética de la cámara son los arañazos y abolladuras, las gomas que se desprenden, los arañazos en el visor y la pantalla LCD y una montura del objetivo limpia y resistente.

5 – Comprueba el estado de funcionamiento

La descripción del vendedor de una cámara en venta debería proporcionar detalles sobre el estado de la cámara y sus posibles defectos, pero asegúrese de volver a comprobarlo cuando vaya a ver la cámara o en cuanto la reciba por correo.

Si el estado de la cámara no es satisfactorio, puede negociar el precio a la baja, decidir no comprarla o, si ya la ha comprado, devolverla al vendedor.

A continuación, una lista de comprobación de las cosas en las que debería fijarse:

  • Los contactos de la batería y la ranura de la tarjeta de memoria: Inspecciona ambos para comprobar si funcionan como deberían, es decir, si reconocen las pilas o la tarjeta de memoria.
  • Píxeles muertos: Haz una foto en RAW con la tapa del objetivo puesta y visualízala al 100% en un ordenador para ver si hay píxeles muertos. Es de esperar que haya algunos, pero más de 3-4 son motivo de preocupación.
  • Recuento de obturadores: Utiliza la herramienta online gratuita Camera Shutter Count para subir una foto de tu cámara y comprobar el recuento de obturadores, comparándolo con la vida útil esperada del modelo en cuestión.
  • Polvo en el sensor: Un poco de polvo está bien, pero si se trata de un sensor muy polvoriento o rayado, puede ser necesario que los fabricantes lo limpien.
  • Enfoque automático: pon uno de tus objetivos en la cámara y haz algunas fotos para detectar cualquier problema de enfoque automático. Puedes probar el autoenfoque con un sistema de calibración del mismo.

6  Invierte en un buen cristal

Mientras que los cuerpos de las cámaras se desactualizan rápidamente a medida que salen nuevos modelos, los objetivos no. Tanto si compras objetivos nuevos como de segunda mano, merece la pena gastar más dinero en ellos.

Si te decantas por un objetivo de segunda mano, sigue los demás consejos de este artículo a la hora de comprar un objetivo usado. En primer lugar, investiga sobre el objetivo que quieres adquirir. Cuando hayas encontrado uno de un vendedor de confianza, comprueba que parece estar en buen estado y que funciona como debería.

Carrito de compra